Besos de sandía, soluciones a los problemas, autocertificación

Hola una semanita más

La próxima semana, el jueves es la noche de San Juan. Viernes y sábado no abrimos. Aprovisiónate el martes, miércoles y jueves. 

Esta semana empezamos untando los besos con sandías a la vez que vamos despidiendo la primera remesa de melones, a la espIMG_5933era de la siguiente que está en puertas.  

Las sandías crujen cuando las partimos, huelen a aceite esencial, chasquean en los dientes, la boca se llena de torrentes frescos y dulces…así están las sandías, así de apetitosas, rojas como el corazón, vitales como el latido.

Podríamos hacer un poema con cada verdura y fruta que hay en Alborinco, pero no queremos cansarte. Resumimos en un ¡¡qué olores, qué colores!!.

TE damos la novedad de esta semana que se llama sandía y dejamos de tu mano la valentía de probar el resto. 

Fantasea con los colores, con los sabores, con los aromas. Diviértete y no echarás nada de menos, todo lo que hay será suficiente para que sacies el vicio que nos viene dado por herencia de ser vivo je,  el de comer.

Tu actitud abierta en el paladar es una buena forma de permitir a los agricultores que trabajan sIMG_1670in química que tengan comodidad a la hora de diseñar los cultivos. ¿Por qué?, porque  ya que necesitan hacer rotaciones de cultivo, asociar unos con otros, plantar de todo para que la tierra vaya quedando en equilibrio. Esta es una manera, digamos la más importante, para prevenir plagas y enfermedades.

Los agricultores sin química, más que ninguno, tienen que someterse a las condiciones climáticas y resultados del buen manejo del suelo.

Los lugares como Alborinco, que creen en que otro mundo es posible y se posicionan con el Km0 y con la soberanía alimentaria, necesitan  que dejes de ser un cliente para que te conviertas en una persona usuaria, mal llamada consumidora.

Los agricultores necesitan saber que tú te llevas sus productos cada semana igual que tú necesitas saber que ellos plantan para ti. A colación de este comentario te vamos a adjuntar un artículo de Jaime Izquierdo donde habla del agricultor de cabecera haciendo un símil con el médico de cabecera.

160605-Agricultores-de-cabecera

Este domingo tuvimos el encuentro de agricultores y consumidores en la finca de Pepe Santana y su ayudante Merci. Nos llenamos de corazón y nos apachachamos con palabras.

La finca está en La Hoya y Niebla, en Telde. Está por la zona poco conocida,  los volcanes deIMG_5939 Jinámar.

A pesar de que la sima de Jinámar es muy concocida por las truculentas historias derivadas de la Guerra Civil Española y la etapa de la dictadura con Franco,  Acercarse a este espacio es difícil.

A simple vista nos llenamos de emociones contradictorias. Queremos abrazar el espacio a la vez que salir corriendo.

Por un lado la belleza de la piedra volcánica colonizada con gigantes cardonales, vinagreras, almácigos, cornicales…y por otor, de manera superpuesta, la imagen dantesca de extracciones de áridos, un karting que responde a los gustos particulares de un ex – alcalde, escombros, machacadora y…algunas historias que preferimos olvidar.IMG_5941

 Empezamos caminando desde la cruz de la Gallina de la mano de Gilberto. Subimos por EL Gallego, montaña Quemada hasta llegar a la Sima de Jinámar.

Como espectadores maravillados entre lo que nos gusta y lo que no nos gusta, asistimos a una clase de toma de conciencia de qué papel jugamos en el medio y cuánto de responsables somos.

Mirando desde la parte alta de Montaña Quemada pudimos ver  “el antes, el después y el más después”.

Debajo de nuestros pies, una necrópolis. En frente una machacadora encargada de romper piedras para fabricar bloques y en el horizonte la gran masa de edificios del valle de Jinámar con la chimenea de la potabilizadora como espada de Damocles alzada en la orilla del mar.

Este es uno de los puntos de la isla donde podemos ver claramente como si estuviéramos frente  a un power point titulado “la trastienda de una realidad” las consecuencias de la falta de compromiso con el entorno, la sociedad y el futuro.

Gilberto nos dio una visión diferente. Como con un pincel de arqueólogo, destacó la belleza y nos llevó a la finca de Pepe. La película que vimos el domingo fue inesperada. Sacamos la belleza de unaIMG_5932 zona deteriorada.

Llegamos a la  finca de Pepe. ¿quién es Pepe?, Pepe Santana es un joven agricultor aunque pasen los años, con alma vieja desde pequeñito,  que mide casi dos metros, tiene las manos grandes como cestones, el alma llena de realismo romántico y es capaz de abrazar una guitarra dejando ver lo imposible posible a través del sonido de las cuerdas.

De su finca salen las fresas como producto estrella. Merci es la mano invisible, otra alma de su proyecto. Merci desde hace más de diez años está trabajando en la idea que la impactó cuando conoció Alborinco: visibilización de los agricultores, confianza, mejorar el entorno que nos rodea, acercando productos sanos a toda la sociedad a precios justos.   

Pepe nos contó cómo llegó hasta este lugar, llamado La Hoya y Niebla -nombre femenino- recalca. –Se llama así porque esIMG_5952 una hoya y se da el fenómeno de la niebla-

Esa conjunción hace que su finca tenga unas condiciones de microclima único…y –eso es bueno y es malo- nos decía-tengo muchos problemas de hongos por la humedad, pero puedo sacar fresas todo el año-

Así de curiosos son los rincones cuando se da tiempo a la observación. Pepe ha observado el lugar –arrimado allí debajo-nos dice.

En lugar de luchar con las fuerzas de la naturaleza y, de naturaleza (sequedad, humedad, viento, lejanía, problemas burocráticos…) se ha puesto a pensar cómo conquistarla. La ha sacado a bailar y danzando grácilmente va dando solución a lo que podía ser un problema.

-Un día llegué y esto que ven aquí-dijo señalando un terreno debajo de nuestros ojos- era un estanque precioso que se había formado de manera natural.

Yo hice esta pared ilegal-dijo señalando un muro- porque pedí camiones de tierra, y sí, me trajeron camiones, pero la mayoría eran piedras. No sabía qué hacer con eso.IMG_5960

Vino la guardia civil, vio el estanque que yo no había hecho y me dijo que me daba tres meses para quitar el estanque. No me dijo nada de la pared- nos contó con una sonrisa socarrona y el gesto en el ojo que mira al dios bendito.

Eso hice- apretó las manos como un niño ilusionado- llamé a un tractorista que tenía un tanque, un tanque de la segunda guerra mundial al que le quitaron el cañón y le pusieron una pala. Esos bichos no sirven sino para arrastrar. Sólo tienen fuerza. Durante dos días estuve allanando esto. Quité el estanque, allané el espacio y ahora tengo el doble de tierra de cultivo.

Pedí una foto a los militares de este lugar, de 1950. Me la mandaron de Madrid. Lo curioso es que he descubierto que este diseño es el que estaba en la foto. aquí se puede ver lo estaba de manera original antes de 1950. yo he vuelto a dejar las cosas como estaban antes de conocerlas.-

Así son las cosas, vivimos en el contrasentido. Lo que parece una verdad tiene escondida otra

Los más pequeños también hicieron su aparición después de largo rato sin aparecer.

La mejor guardería es la que se montan niños y niñas en pandilla, sin nadie que les organice el tiempo y el espacio. Tierra, piedras, libertad son ingredientes para que los niños y las niñas vuelvan sólo para comer.

Marifé los dinamizó para que nos mostraran un teatrillo y un rap dedicado a la soberanía alimentaria. El aplauso, aseguramos que fue sentido.IMG_6002

En Alborinco estamos en un momento importante. Estamos empezando a querer caminar con la auto certificación. Los agricultores que vienen a Alborinco tienen certificación ecológica porque venden a establecimientos certificados.

Alborinco a pesar de ser un establecimiento de alimentación sin certificación ecológica, no admite nada que no esté cultivado bajo prácticas ecológicas.

Sólo admitimos productos no certificados con los productores locales. Para los productos que no son locales exigimos la certificación, puesto que no conocemos personalmente a los productores.IMG_6005

En este momento es el grupo de agricultores quien hace que esto sea verdadero ya que la gran mayoría tiene certificación ecológica y no se mantienen en el anonimato. Si alguno hace las cosas mal, repercute en todo el grupo por lo que entre todos cuidamos que no sea así.

La utocertificación, el siguiente paso que queremos dar, pretendemos queremos que se trabaje desde el ámbito del agricultor y del consumidor. Esto es un reto que nos apasiona.

En este momento hay un grupo de trabajo que tiene representación de agricultores y de consumidores,  que empezará a dinamizar este apartado en breve. Si quieres sumarte avisa para convocarte a la primera reunión.

El no querer certificarnos como establecimiento es por razones bien sentidas. Una es que no queremos excluir de nuestro círculo a los pequeños agricultores que trabajan las pequeñas parcelas.

Por otro lado, la experiencia nos ha dicho, reafirmado y reconfirmando que un sello no ayuda a caminar hacia un modelo sostenible, coherente y que proteja tanto a agricultores como a consumidores.

Creemos en un trabajo más transparente y de grupo, donde preferimos acogernos a un sello que no tiene validez administrativa pero sí validez moral entre los que participan y dan crédito a esta forma de comercializar.

Para que esta utopía se vaya convirtiendo en realidad es imprescindible tu participación, llevándote nuestros productos además de darnos tu opinión para ayudarnos a mejorar en las fórmulas de transparencia. Tu implicación es siempre desde donde puedas. No hay un mínimo ni un máximo. La libertad de acción es fundamental en nuestro planteamiento.  Creemos que ese modelo es más justo, dinámico y adaptado. 

Son grandes las piedras del camino.

Son sencillamente piedras que hay que transitar, jamás romper.

Caminar sobre ellas para llegar a otro lugar o no llegar a ninguna parte.

El camino es caminar sabiendo que también hay que descansar, sobre la piedra o sobre la arena que tiene alma de piedra y la piedra alma de arena.

Acabamos este artículo de esta manera, recordándote que ahora mismo planea sobre las islas una nueva ley del territorio que se pretende aprobar. Esta es escandalosa porque el Gobierno autónomo  le da las competencias del uso del suelo a los ayuntamientos. Creemos que es un terrible error ya que los ayuntamientos han demostrado su incapacidad de visión a más de cuatro años vista.

El sector agrícola se ve directamente perjudicado y la sociedad en general sale muy mal parada. Es bueno que lo sepas. Las soluciones parten de la información como ciudadanos y ciudadanas. A partir de ahí, seguramente será más fácil participar en un plan que pueda parar esta barbaridad. Acércate a los colectivos sociales e infórmate. 

Y ya pasamos al apartado más jabonoso, divertido y…cuco de Alborinco que vamos a bautizar como espacio de Cosmo-ética porque Belinda nos hace rozar el cielo con su alquimia de fragancia convertida en jabón y cremas. 

Esperando que te haya gustado el artículo sobre los protectores solares, esta semana  toca presentarte uno de los productos que tenemos en Alborinco: la crema de árnica.

 

Esta crema contiene entre sus ingredientes: aceite de almendras, oleato de árnica (flores de árnica maceradas en aceite de oliva), manteca de cacao, cera de abejas, extracto de árnica, extracto de harpagofitos, cristales de mentos, vitamina E y aceite esencial de romero.

Seguro que sabes de las propiedades de la flor de árnica. Si lees sobre ella, verás que se trata de un flor de color amarillo cuyo perfume se parece mucho al de la manzanilla. Entre sus múltiples propiedades está la de ser anti inflamatoria y estar indicada para realizar fricciones el músculos atrofiados: luxaciones y esguinces. Además calma el dolor muscular y está indicada para la artritis reumatoide.

Otro ingrediente interesante a destacar de nuestra crema de hoy es el Harpagofito. es un plante africana que crece en el desierto sin tener que cultivarla. Es de color violeta y blanca y la parte que se utiliza es la raíz. Entre sus propiedades más destacadas está la de relajante, por lo que sirve para combatir varios tipos de espasmos incluidos los musculares, ya que actúa a nivel periférico. Reduce la sensación de dolor; los africanos lo empleaban en el parto de las mujeres En un estudio se vió efectivo para la lumbalgia combinando harpagofito con una dosis menor de otros medicamentos.

Y por supuesto, el resto de ingredientes potencian aún más los principios activos de nuestra crema, como los cristales de alcanfor, que con su efecto de frio-calor facilita la entrada de esta crema a la piel abriendo los poros.  

Desde hace algunos meses, esta flor está siendo cultivada por los agricultores de Alborinco para que podamos tener fe de su procedencia y le de a este maravilloso ungüento ese valor añadido que es el de estar hecho a partir de ingredientes locales, apoyando y mejorando la idea de producto local y apoyo a la economía local.IMG_1909 (1)

Si tienes cualquier duda escribe o llama al teléfono que se indica al pie del mensaje.

Antes de despedirnos te invitamos a que disfrutes de la isla, de sus rincones, de su música, y, como dice Mónica Lleó, de su teatro que también alimenta el espíritu. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>