Economía doméstica

Esta semana vamos a hablar de cómo conservar las verduras en la nevera para aguante aún más. ¡¡Una pequeña clase de economía doméstica!!

Todas las verduras de hojas tipo acelgas, perejil, lechugas, cebolletas, cilantro, espinacas etc… se conservan divinamente si las envolvemos en una servilleta y las metemos dentro una bolsa o en una fiambrera (taper, tuper o tupperware)bien cerrada.

Lo de la bolsa en mi casa se está evitando por esto de hacer un gesto con el medio ambiente. Tengo varias fiambreras que sólo uso para la verdura, aunque hay cosas que van mejor en bolsas.

La coliflor y el brécol también se conservan mejor protegiéndolos del frío directo de la nevera, ya que de otra forma la coliflor ennegrece y el brécol florece. Los cajoncitos que vienen preparadados para la verdura a veces no son lo suficientemente aisladores del frío. Siempre procuro tener la verdura guardada en este caso en una bolsa.

Las verduras que sean tubérculos como la zanahoria o la remolacha se conserva muy bien poniéndolas en bolsas o aislándolas sencillamente del frío directo. Si las colocamos directamente en la nevera tienden a deshidratarse y ponerse momias (sobre todo la zanahoria). En cuanto a la remolacha, muchas veces pensamos que cuando está algo blanda ya está para desechar. Te proponemos que no la deseches, sino que la incluyas igualmente en tus platos. Suelen estar más dulces porque contienen menos agua y concentran más los azúcares, y aunque no esté recién cosechada, mantiene muchas de sus propiedades. La remolacha puede aguantar meses en la nevera.

En cuanto a las cebollas, batatas, papas, tomates etc… recomendamos que los conserven fuera de la nevera. Los tomates van madurando muy bien fuera del frigorífico. Sólo si están muy pasados o tienen alguna picada se recomienda ponerlos en una fuente de frío para frenar el proceso de descomposición.

Las frutas como los aguacates, plátanos, papayos, naranjas etc. También proponemos que estén fuera de la nevera. Sólo cuando están muy maduros y no los vamos a consumir inmediatamente pensamos en ponerlos en la nevera.

Los plátanos cuando se ponen en la nevera ennegrecen la cáscara debido a la exposición al frío, dejándoles un aspecto poco apetecible. Un truco para que esto no ocurra es envolverlos en platina. Se mantienen muy bien .

Ya que vamos de trucos chismeamos otro que es para eliminar la mezcla de olores de la nevera. Sólo tienes que poner un limón cortado a la mitad y dejarlo dentro.

No queremos despedirnos sin nombrar la calabaza. Es importante que para guardarla no la toques con los dedos ya que donde pisa el dedo pudre rápido. Cuando vayas a manipularla usa guantes o ten mucho cuidado con los dedos.

Se conserva muy bien en un recipiente bien cerrado, o envuelta en servilleta dentro de una bolsa.

Esperamos que estos consejos te ayuden a que te dure aún más la verdurita sacando todavía más provecho, y sobre todo economizando.

Ahora es hora de descargar una la lista llena de verduras frequísimas como las de la fotografía. Salud

Un comentario

  1. Absulatamente de acuerdo, personalmente he experimentado que las espinacas mantenidas en tupper, dos semanas despues de comprarlas estás requetebuenas y frescas. Y por no hablar de la escarola y el perejil, que ya debe hacer un mes que los compré y meti en el tupper, y de vez en cuando utilizo un pizco y están estupendos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *