Hisn rumman

Parece ser que la palabra granada viene del latín malus granatum (manzana con granos) y que de ahí tomó el nombre la actual ciudad andaluza tras ser incorporada a la corona de Castilla y Aragón en 1492, año del descubrimiento del nuevo mundo y nueve años después que Gran Canaria ya fuera tierra del reino, desde el 29 de Abril de 1483.

Hisn rumman (Castillo del granado) era el topónimo árabe dado a la ciudad, cristianizado como Agranata, palabra devenida en  la actual Granada,… la andaluza y las de, hasta el momento contabilizados, ciento catorce lugares en España y otras partes del mundo  con la misma denominación o derivados como Granadilla.

Dicen unas letras del mexicano Francisco de Icaza: “ Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena, de ser ciego en Granada”, de ahí los llantos de Boabdil “El chico” al rendir la ciudad a los Reyes Católicos.

Se le atribuyen a los frutos de este árbol rosáceo múltiples propiedades, buenas claro, y beneficios para la salud asociados a su consumo, especialmente las que tenemos “ahora mismito” en Alborinco, por supuesto. Dácil nos regala una recopilación de conocimientos sobre esta maravilla de la huerta y los campos con cuya lectura podremos disfrutar marcando aquí .

Esta semana hemos “invitado” a un escritor de renombre, granadino él, a hablarnos de las bondades granaderas  y nos ha enviado las letras de su Canción oriental”

Pero también esta fruta por su forma y estructura, con su caparazón y granos interiores, le ha prestado el nombre a ciertos artilugios usados para fines no tan saludables. Así que esta semana accionaremos y lanzaremos hasta Alborinco la granada de la fotografía para que estalle allí la lista de pedidos, donde aparecen de nuevo y con fuerza los puerros y los chícharos de Lanzarote, así que “allá vaaa,…cuerpo a tierra”, pero como nuestros agricultores, durante todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *