Nueva semana llena de novedades

Hola una semanita más
Seguimos con el empeño de las bolsas y nos encontramos una pequeña cuestión que nos trae a la realidad…
¡¡no encontramos en el mercado bolsas biodegradables!! Amaia, una compañera alborinquera, para más señas, la que nos hace el tahini tostado ecológico que conseguimos en la trastienda de confianza, es una bióloga que ha estudiado el asunto del plástico publicando un informe en la revista de Ecologistas en Acción.
Pasamos el enlace. https://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-plastico.pdf
Gracias a ella hemos sabido que no es lo mismo el plástico biodegradable que el oxodegradable. Te recomendamos su lectura para que puedas comprender en profundidad el tema y puedas tomar decisiones al respecto como persona consumidora… mientras tanto te contamos el chisme que nos ocupa en este momento. El chisme no es otro que el de la calabaza.

Pues sí, resulta que Alborinco necesita vender calabaza como tantas otras cosas… porque mal que nos pese, ideología sin economía no es viable.
Hemos intentado evitar las bolsas para tal artículo usando papel apto para alimentos y cortándola sobre la marcha. El caso es que vendíamos bastante menos que si la exponemos cortada y a la vista. ¿Razones?, nos olvidábamos de ofrecerla porque nos entreteníamos en alborinquear moviendo el bistec y la conversación que es de las cosas que más nos gustan de Alborinco. Otra dificultad que hemos observado en esta decisión es el tiempo que empleamos en cortar, envolver etc… aspecto este que se nota bastante cuando Alborinco está “empetao”.
Vender menos evidentemente afectaba al productor ya que pedimos menos calabaza, cuando la realidad es que de manera natural ofreciendo las condiciones, sale mucha más cantidad. Llevamos un par de semanas aplicando la misma práctica de siempre, que es cortar la calabaza y ponerla en bolsas de plástico. Se ha notado la diferencia en la venta. Mientras, buscamos un proveedor que nos suministre bolsas biodegradables y no oxodegradables… pero parece un imposible. Nos encantaría que nos aportaran ideas para resolver este asunto. Sabemos de la voluntad de mucha gente en traer sus propias bolsas, pero no olvides que el tiempo en Alborinco es un aspecto a tener en cuenta y que la calabaza concretamente es húmeda y mimosa… no soporta que la toques con los dedos porque empieza a dejar de ser calabaza para convertirse en un medio acuoso y ácido.
Pero, ¡¡chiquilla…arriba el ánimo!!, nos parece un gran paso el haber reducido las bolsas plásticas sólo a la calabaza… ¡¡chapoooo!!!… entre todos y todas lo estamos consiguiendo… En Alborinco seguimos diciendo no al plástico, comportándonos con incoherencia mientras encontramos una solución coherente e incluyente…Por lo pronto hay una solución que es exquisita y que está funcionando con total sutilieza y discreción… es la calabaza butternut o la calabaza maní… ella no se complica… cuando sale lo hace entera.. nada de salir de alborinco hecha cachitos o envuelta en una bolsa axfisiante… ¡¡antes muerta que sencilla!!… igual la solución es llevar calabazas enteras, igual la solución es plantar variedades pequeñas…¡¡quien sabe!!…

Y ahora vamos a ¡¡dignificar al cantalupo!!… esto no es más que darle sentido al melón frustrado que tenemos en Alborinco del que te vamos a contar la historia.
Este melón surgió de la ilusión de Eduardo, un agricultor que está aprovechando el verano para instalarse en la especialidad de lo que su finca produce..está tanteando sus posibilidades. El melón es una de sus posibilidades por el clima, las condiciones del suelo y la superficie. Nos demostró en la primera semana de cosecha que sus melones eran exquisitos…como no podía ser menos si era variedad cantalupo.
Las cosechas posteriores nos fueron tan ricas…los melones aparecian descoloridos por dentro y con ausencia del sabor imponente que los caracteriza. Eduardo decidió dejarlos más tiempo en la mata porque entedía que les faltaba tiempo. Esto fue provocando que se rajaran. Esto le indicó que a lo mejor estaban pasándose en riego por lo que disminuyó la frecuencia… esto hizo que empezaran a secarse…¡¡así que después de haberlo probado todo y sin más tiempo para la experimentación nos encontramos con los cantalupos pidiendo paso en Alborinco!!… la solución que se nos ocurre para amortizar el tiempo y el gasto de agua de Eduardo es abaratar su precio y proponerlo para zumos, para acompañar ensaladas o para hacer mermeladas, gazpachos o cremas frías… que Cantalupo no quede sin saborear tu mesa…
Llevándote un melón das una palmada en la espalda a Eduardo para que siga adelante con todo su proyecto. Las exquisitas sandías también son de él y los tomates pera… Para la siguiente temporada habrá dado con la clave del melón seleccionando buenas semillas y controlando el cultivo… no nos cabe la menor duda…

Y ya vamos a otra cosa:

Como novedad para las personas que hacen zumos vegetales vamos a empezar a tener un producto nuevo… ¡¡alborinco es la bomba!!, en tetrabriks sembraremos espinacas, rúcula y trigo para que puedas llevarte un tetrabrik de hierbas que pueden brotar en tu casa y puedes usar antes en una fase muy tierna, aprovechando mejor todos sus nutrientes. A partir de la próxima semana puedes pedir los adobes de brotes tiernos por lo pronto de espinacas… ¡¡llévate un pedazo de vida a tu mesa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *