Primera semanita de agosto

Hola una semanita más que sigue y sigue. Las anduriñas nos van indicando aberruntos, el tiempo, ya es costumbre, nos va enloqueciendo, pero pese a todo, los cultivos siguen en un orden relativamente normal.
Disfrutamos de variedad y cantidad, porque en Alborinco no pasa nada si ahora no hay espinacas, por ejemplo, porque sabemos que no es la época y nos conformamos con la rúcula por ejemplo, o con algunas sufridas acelgas, o con unas valientes lechugas.

Además, cada vez tenemos más recursos. Hace tiempo que contamos con un Gargamel para combatir plagas y hongos. Isaac está elaborando unos preparados que funcionan estupendamente bien como activadores del suelo así como para las plantas, preventivos y curativos de enfermedades.

Lo hemos comprobado en zanahoria. ¡¡Colgaremos fotos del antes y del después en el facebook!! No son productos milagrosos porque requieren constancia, y en el caso de hongos por ejemplo, estos vuelven a la carga a poquito que el tiempo les de chance… ¡¡y el tiempo da chance en esta época del año!!, pero es increíble ver cómo hay un antes y un después una vez que empiezas a usar su producto.

Imagen de mangas de isabel, de la finca de AyagauresLas mangas, ¿te acuerdas de los solomillos de mangas? Nos han dejado memoria de color, sabor y olor y nos han dejado memoria de un corazón noble como fue el padre de Isabel Hidalgo. Si fuiste al encuentro de Ayagaures es la finca de las mangas, tuviste el placer de conocer al artífice de la finca. Él su hija Isabel fueron los responsables de que lo que fue una locura se convirtiera en un placer del paladar.

Este hombre, ingeniero agrícola apasionado de su profesión, falleció hace dos semanas. La finca es ajena al luto y sigue celebrando su existencia.
La finca no entiende de papeleo, ni de burocracia. Isabel nos plantea que dentro de dos semanas empezará con la recogida de mangas y no puede hacer facturas. Este indeseable e inesperado acontecimiento los ha cogido ha cogido en medio de la safra y se ven con serias dificultades para su venta.

Este año ha habido becería en las mangas, por lo que no hay tantas como otros años.
En Alborinco ya no podemos tener a estas niñas de textura de gominola que tantas alegrías nos han dado porque Alborinco, pese a tener alma de revolución, no puede saltarse la legalidad. Aunque queda una esperanza: dentro de dos semanas Isabel vuelve a llenar su furgoneta anunciando en una estela de silencio que lleva un producto inmejorable. Damos fe de ello. Mientras se resuelve la situación de las mangas para su comercialización, ella establecerá un punto de conexión entre las mangas y tú. No permitas que un sistema inválido te robe la posibilidad del placer de la vida.
¡¡A POR LAS MANGAS DE ISABEL!!, ¡¡que no las contagie la artrosis del papel!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>