Semana de estreno de local

Imagen del Nuevo local de Alborinco

Hola una semana más. Esta no es una semana cualquiera.
Estamos estrenando local, estamos estrenando espacio. También estrenamos sandías, melones, ciruelas, papayos, lechugas… todo parece nuevo, aunque sea lo mismo.
En este nuevo espacio la energía que nos llega es diferente.
Esta semana a nadie le faltó una media luna colgada hacia arriba en la cara cuando pisaban el nuevo lugar, comentando positivamente el cambio.
Verte ha sido un regalo, porque todo está pensado para ti. Nos hemos sentido como si hubiéramos vivido un día de reyes en pleno julio. Gracias por apostar por esta idea que cada día está más cerca de lo que queremos conseguir entre todos y todas. Un verdadero cambio en nuestro entorno, en nuestra forma de consumir y en la forma de hacer empresa.

Seguimos en la linea de apostar por los no plásticos y la minimización del consumo de bolsas de papel.
Aunque sean de papel y este tenga un mejor comportamiento en su degradación en el medio, tienen un coste ambiental y económico que repercute directamente en el planeta y en el bolsillo de todas las personas que vienen a Alborinco.
La explicación es muy sencilla. Para hacer papel el problema no es solamente que talen árboles, es que planten árboles de rápido crecimiento en zonas de cultivo o bosques centenarios.
Esos lugares, después de más de 25 años de explotación quedan inservibles, irrecuperables. A esto hay que sumar las injusticias sociales que se provocan y la contaminación directa a las tierras y al agua de las zonas elegidas.
En cuanto al coste económico directo en Alborinco es tan sencillo como pensar que las bolsas de papel que usamos en Alborinco por ejemplo, no salen de una subvención (que también pagamos todos), sino de una compra directa que tiene que sumarse en el coste de los productos ya que, en Alborinco, como en cualquier empresa, el dinero no aparece por arte de magia… Queda claro que si una empresa no es viable económicamente, tiene que cerrar sus puertas, por muy bonito que sea el sueño que la mueve.

Por lo tanto, es un bien para todos y todas que antes de usar una bolsa de papel en Alborinco nos hagamos la pregunta de si realmente es necesaria.

Esta es la razón por la que en breve empezaremos a cobrar la bolsa a quien quiera hacer uso de las mismas en artículos que no consideremos necesarios y de los cuales informaremos adecuadamente. Te adelantamos algunos que tenemos clarísimos. Las papas de arrugar llevan bolsas, las otras no; los tomates cherry llevan bolsas, los de ensalada o los pera no. Los plátanos no llevan bolsa y así haremos un listado que te dejará todo muy claro.

Aún queda trabajo por hacer en el nuevo local de Alborinco. Si quieres sumarte a la colaboración, por nuestra parte tenemos los brazos abiertos.
Quedan detalles de cartelería y pintura básicamente. Quizá algo de montaje de alguna que otra estantería…

En el facebook estamos colgando fotos. Agréganos y ayúdanos a darnos a conocer con un simple me gusta. Alborinco necesita más venta de verdura para seguir en esta tarea que nos motiva tanto. Desde el origen de los tiempo de este proyecto nuestro afán es favorecer la creación del tejido agrícola, defensa del suelo y cambio social.
Con esto de la crisis hay varias personas que han vuelto a las tierras.

¿Quién no conoce algún ejemplo de finca que ha sido rescatada del abandono? Varios son los ejemplos de fincas que fueron olvidadas y que ahora cobran sentido integrándose no sólo en el cultivo sino en la práctica ecológica.
Los agricultores se han convertido en los nuevos revolucionarios y los salvadores de parcelas que estaban en perfecto abandono.

Nos parece importante y vital que vuelva a crearse el tejido agrícola y la unión de los agricultores en un mismo proyecto, como un equipo. Para que esto funcione son imprtantes tres patas, ellos, nosotras y ustedes. Los ellos son ustedes, las nosotras son ellos, los ellos, son ustedes y así recombinando recombinando…no hay uno sin dos ni dos sin tres… Será la única forma de generar una fuerza que sea capaz de presionar en las leyes y se cambie el rumbo de lo que hay hasta ahora en materia agrícola por parte del gobierno.
Cada día es más obvio que las subvenciones no son la solución de los problemas. Ponemos un ejemplo que creemos muy ilustrativo. Si dan subvenciones para la agricultura pero no respetan las canalizaciones de riego porque construyen edificios y se las cargan…es como atender a los hijos con regalos sin prestarles la atención que necesitan cuando la necesitan.

En este proyecto lo más duro ha sido crear un motor de venta de productos locales bajo parámetros de confianza y visibilización de los productores siempre desde el respeto y la humanidad. Han sido más de doce años de trabajo silencioso, acumulando errores y satisfacciones.
Ahora hay potencial por parte de los productores que están mucho más organizados, por parte de los consumidores que ya pueden ver algo de orden y variedad,y, por parte nuestra, que ya entendemos muchas más cosas que no entendíamos.
Alborinco ya está preparado para darse a conocer. Queremos llegar a que más gente pueda disfrutar de un lugar diferente, donde el mostrador no es más que un soporte de la pesa y no una separación de protección para quien despacha.

Seguimos sin ser dependietas ni mercachifes, seguimos queriendo los abrazos de bienvenida y la conversación mientras hacemos nuestro trabajo, seguimos queriendo sentarnos en el sofá para hablar contigo, seguimos queriendo que el reloj se pare cuando túe estás. Tú marcas el ritmo. Alborinco sigue en su esencia… y su esencia eres tú en la suma de la filosofía de la confianza y la coherencia.

Y después de tal repertorio pasamos a anunciar otro tipo de cosas.

Alberto, el chico de los pollos nos manda este correo:
Buenas noches, comentarles que las previsiones de pollo que había dejado para el mes de agosto fueron pequeñas y se acabaron esta semana, esperaba poder tener a mitad de mes pero no puede ser. Después de la experiencia del año pasado esta vez, como comente me quede corto.
Seguiremos trabajando para que a mediados de septiembre ya con los libros del cole comprados ofrecerles esta sabrosa carne.
gracias y feliz agosto.

Y ¿te acuerdas del pimentón Candela, que lo tuvimos por aquí y que olía a… mmmm… olía a la cocina de mi abuela en invierno cuando hacía una comida festiva…mmmm…pues lo volveremos a tener en unas semanitas, recién traído de Alcobilla

Pimentón de Candeleda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>