A 30 de septiembre de 2008.

1º) Esto no ha hecho más que empezar 2º) Proteja su patrimonio y sus ahorros, vaya despacito y sin nervios a su oficina bancaria y solicítele que lo deslocalice de activos rentables a activos seguros, y si es posible, muy líquidos (fácilmente convertibles en dinero). 3º) Si su banco tiene…

Sigue leyendo